domingo, 29 de noviembre de 2015

Una montaña rusa

Unos días las molestias se atenúan y la moral sube por las nueves. La cabeza hierve de futuros proyectos y la motivación se desparrama por todas partes. Pero luego vienen los días malos. Ay los días malos! Otra vez para abajo, la moral al traste y todos los proyectos anulados, casi pospuestos para siempre.
Pero a base de dar vueltas en la montaña rusa, a base de marearse y perder el rumbo, muchas veces se aprende. Y la conclusión es sencilla, ni los días buenos son tan buenos ni los malos son el fin, todo forma parte del camino y la perseverancia y la paciencia son las mejores guías. 
Así que a seguir perseverando...y armarse de paciencia.  


 Mi mejor aliada para recuperar sensaciones este invierno

domingo, 15 de noviembre de 2015

Dos años y seis meses


Suena a condena carcelaria y casi lo ha sido. Un calvario que empezó con los tendones de Aquiles, los dos y que continuó con una ristra de molestias y lesiones de todo tipo. Más de dos años sin competir entrenando a trompicones y sobre todo con una moral por los suelos y de tanto en tanto algún momento de desesperación casi absoluta. Y lo peor de todo, mil vueltas dadas a las cosas, culpabilidad por creer no haber hecho bien las cosas, verse demasiado mayor para esto, creer que ya se ha terminado...
Muchos problemas físico, pero un gran problema mental.
Ahora mismo el tema físico no lo tengo aun resuelto, pero la luz, pequeñita y titilante, se ve al final del túnel. Lo mejor es que la parte mental está ya en marcha. Ha costado, pero al final me he dado cuenta. Sólo tengo un camino y es el de seguir intentándolo. El abandono no lo puedo contemplar y no es por una  cuestión de arrojo, valentía o fe. Es porque no tengo más remedio, estoy demasiado enganchado a esto como para dejarlo sin luchar hasta el final. Mientras quede una puerta no tengo más remedio que abrirla. Porque duele mucho más no hacer nada que los mil dolores que pueda sufrir intentándolo.
En estas estoy, intentándolo, progresando muy lentamente. Lo bueno de empezar de cero es que recuperas cosas que hace mucho que no tenías. Antes salir y correr 5 km era un día de recuperación, ahora es un logro enorme, como cuando empezaba en esto y todo era nuevo. A eso me agarro, a todas estas sensaciones y sobre todo a la ilusión de volver un día, no se cuando. Desenterrar un día el porta dorsal, que ya no se ni donde lo guardo y llevármelo a la salida de un triatlón. Me vele un esprint. Y tener esa sensación de agonía feliz, imposibles de describir.


 
En honor no a la verdad. Sí he competido un día. Aquatlón de Premià por relevos. Gracias a mi amigo Karli que me arrastró a la playa

sábado, 29 de junio de 2013

El IM es muy largo. Niza 2013

Empiezo con una obviedad, Pero es así, el Ironman es muy largo. En 226 km puedes concentrar momentos buenos, buenísimos, nefastos, raros...pero lo que nunca se puede hacer es bajar la guardia. A pesar de sentir la euforia o  la mas rotunda de las depresiones hay que seguir. Esta fue la lección que aprendí en Niza.


Mi natación habitual, esta vez sin agobios, me llevó hasta un sector ciclista en el que des de el km 0 no tuve las sensaciones que pensaba tener. L'Ecre ya fue una profunda tortura, viendo como se terminaba el desarrollo, incapaz de mover agilmente las bielas. Todo iba cuesta arriba. Y sobre el km 130 los peores pensamientos atacaron mi mente. Pero casi sin querer, me mantuve en el plan previsto. No en ritmos planeados que ahora no eran mas que una quimera, pero sí en la mentalización y sobre todo en la alimentación y la concentración para afrontar el vertiginoso descenso final. Los últimos 20km llanos fueron la puntilla. Incapaz de acoplarme, con una espalda dolorida, la sola idea de que en breve me enfrentaría a la maratón me hacia estremecer, de miedo, de terror. Pero como un autómata continué dando lo que tenia, lo mejor que tenia y seguí comiendo e hidratando. Pensando a ratos que poco sentido tenia aquello si en nada me iba para el hotel.
Dejo la bici en una transición que me parece infinita y me calzo las zapatillas. Por aquello de "probar a ver". Salgo a correr. En breve los primeros ánimos de Laia. Me chequeo, barriga, piernas, pulmones...algo de flato, dolor muscular, cansancio...pero aguanto. Un paso tras otro y un mantra a repetir "a por el finisher, a por el finisher". Y no se que tiene la maratón de Niza, le Promenade des Anglais, la cupula del Hotel Negresco que se hace la magia. De repente empiezo a pasármelo bien. A tener ese sufrimiento placentero imposible de describir, imposible de entender. Y así, vuelta tras vuelta. disfruto de cada metro hasta la finishline para cruzar la meta. 


Lo que pintaba catástrofe acabo en una de las carreras que mas he disfrutado y que estoy seguro de la que tendré mejor reucurdo. Lo dicho el Ironman es muy largo.
Como siempre gracias a todos los que temporada tras temporada siguen aguantándome y ayudándome en los entrenos. A los Piri, que el domingo estarán comprobando lo largo del IM en Klagenfurt, una abraçada companys. A los Routier, siento no haber podido plasmar todo el ciclismo que me habeis enseñado.A Xavi Barroso mi gran compañero de entrenos y no lo sabe ni él, pero futuro Ironman. 
Y sobre todo al 50% del equipo, Laia. Porque  tengo la suerte de tener el mejor equipo para el triatlón y para el resto de la vida. Un petó.

martes, 28 de mayo de 2013

Triatlon B de Banyoles. Así sí



Cuando las cosas se hacen bien pueden torcerse, pero hay muchos más números para que acaben bien.
Y así termine en Banyolas, con muy buenas sensaciones y disfrutando mucho. 
Comentario a parte las distancias reales de este triatlón que me gusta y creo que está muy bien organizado, con una gran relación calidad precio. Pero no entiendo esa manía de inflar los números cuando no se corresponden con la realidad. Que mas da 70 que 80 km si es para todos igual, no es mejor decir la verdad... 
En fin, lo dicho, sensaciones buenísimas, disfrutando de todos los sectores y rebajando los tiempos. Un triatlón que me salio como había planeado. Aunque tampoco había estrategias muy complejas porque lo suyo era darlo todo desde la primera brazada. La natación salio mejor de lo esperado. En la bici intensidad des de la primera cuesta, en un circuito que no me favorece para nada pero que es muy divertido. Por cierto, vi muy poco drafting, pero el poco que vi era descarado. No se que hacen algunos en esto, pero tampoco quiero gastar muchas energías en ellos. En la carrera a pie me consto coger ritmo y la primera de las tres vueltas fue un poco de tanteo. Al primer paso por meta me puede enganchar a un triatleta del BCN Triatlón que me ayudó  a mantener el ritmo previsto hasta el final. Y en meta me esperaba Laia,  con esa sonrisa que tanto me motiva.
El camino sigue recto y despejado, buenos augurios para Niza. Aunque el IM es harina de otro costado.

miércoles, 22 de mayo de 2013

Half Challeng Calella. Tras la barrera

He corrido bastante triatlones, de todas las distancias y siempre es emocionante cruzar una meta. Ya sea en un sprint o en un Ironman siempre sientes cosas. Aveces dificiles de explicar: alegría, alivio, satisfacción, decepción...Pero lo que viví el domingo en Calella me dejo alucinado. Era la primera vez que estaba en el otro lado de la finihs line. Animando a conocidos y desconocidos, pude sentir como la emoción de los finisher, sus amigos y familiares me invadía por todas partes. Un espectáculo que ríete tú de la final de un Mundial de fútbol. Centenares de deportistas anónimos persiguiendo un sueño...y lográndolo. No hay inyección más grande de adrenalina y motivación que esta.

La guinda fue ver como mi compañero de entrenos Xavi Barroso, debutaba en la media distancia y a pesar de sus problemas de rodilla que el impidieron rendir como el quería en el ultimo sector, se marco un half por debaj de las 6 horas. Y estoy seguro que se quedaba enganchado definitivamente a este mundo.


miércoles, 8 de mayo de 2013

Extrememan Salou


Bien en el agua, bien en la bici y mal en la carrera a pie por tonto. Este sería el resumen de mi participación en el Extrememan Salou de este pasado domingo.
Cené mal el sábado y me sentó como una patada. Resultado: toda la noche con dolores de barriga y sin dormir. Y todo por culpa de un servidor, de ahí lo de tonto. Porque no soy ningún experto pero hay cosas básicas que ya tendría que tener bien aprendidas. De todas maneras tampoco creo que durmiendo como un lirón y sin los problemas estomacales , lo hubiera hecho mucho mejor. Pero seguro que hubiera terminado con mejores sensaciones y sobre todo lo hubiera disfrutado más. Y digo más, porque disfrutarlo lo disfrute. Des de el sábado, con el ambiente triatlético que inundó Salou y durante la carrera. Lo del tri es algo inexplicable...droga dura.



Me gustaron los circuitos. Las playas de Tarragona, poco profunda y de arena fina me encantan. El circuito ciclista parecía tener paisajes muy bonitos, las pocas veces que me fijé en ellos y estaba perfectamente controlado y señalizado. El de correr un pelin enrevesado  pero a cambio fácil de seguir por los acompañantes y con alguna cuesta dura que lo hacia más interesante. 
En fin, un competición más al saco, con algún error grabe y con algunas cosas pendiente que espero liquidar en la próxima parada: el B de Banyoles.


Y como guinda los compañeros de club. Todos  lanzados hacia su objetivo del IM de Autria. Una año com muchos debutantetes en la distancia que lo van a hacer muy bien.

miércoles, 1 de mayo de 2013

No se pude pedir más

Madrugar un festivo, nadar en el mar mientras ves el espectáculo de la salida del Sol, dejar que tu cuerpo se adapte al agua fría.... y ademas tener buenas sensaciones. No se pude pedir más
Entreno corto pero importante de cara al Extreman del domingo. El miedo a el agua fría ya llevaba varios días rondándome por la cabeza. Así que cunado  me propusieron darnos un baño esta mañana,  no me lo pensé. Antes de llevarme el susto en competición prefería llevármelo hoy. Al final el susto no ha sido tal. Tras la adaptación inicial al  frío, he podido nadar 1200m. con muy buenas sensaciones. Sin ese frió paralizante que he tenido otras veces. Igual el agua del mar no estaba tan fría o igual el nuevo neopreno hace mejor su función o igual me estoy haciendo un poco más duro. Lo que sea ha sido bueno y la moral esta por todo lo alto de cara al primer tri de la temporada... Que empiece la fiesta!

Gracias a Oscar y Carles por la compañia y la foto.

lunes, 1 de abril de 2013

Flow

Flow le llaman los ingleses. Queda muy chulo, muy surfero y des de luego es mas pegadizo que "estado de gracia". Así estoy estos días. Corro y pedaleo ligero, fluyo en el agua. Seguro, rápido, fuerte...genial!
Y la verdad no se muy bien porqué. Aveces uno no va, no le salen los tiempos, llevas el gancho en todos los entrenos. Ahí hay que parase, hacer recuento y ver que no se está haciendo bien. Ahora creo que toca lo mismo, aun que sea para ver los que sí está funcionando. 
Y hay tres cosas que son distintas este año. Primero:  llevo un año más de entrenos acumulado que el anterior. De perogrullo, pero creo que la acumulación de temporadas empieza a notarse ahora más que nunca
Segundo: disfrutar, disfrutar y disfrutar. Bastante complicado está todo como para que los entrenamientos sean un lastre. Que nadie se engañe, triatlón y más si cabe el de LD, es compromiso y sacrifico, pero en mi caso de amateur del montón, creo que hay que poner un límite. Algo que antes no cumplía y aveces entrenos de 4 horas suponían 4 horas de aburrimiento gratuito, que me afectaban negativamente en lo psicológico y la motivación.
Y tercero: descanso, descanso y descanso. No me meto en un entreno de calidad si no me noto motivado y descansado para hacerlo. Lo dejo para otro día, hago algo mas suave o descanso total directamente.  
En resumen: menos horas que las temporadas pasadas, más calidad, menos entreno basura y mas descanso.
Veremos si la práctica, que son los objetivos del año, le dan la razón a la teoría

Buena semana festiva aprovechada, como no, para entrenar, disfrutar y descansar.


Entreno de calidad con el equipo, con la visita sorpresa del crack Marcel Zamora.


lunes, 4 de marzo de 2013

¡La cosa marcha!


Sensaciones y crono de ayer en la Mitja Marató de Montornés así lo confirman.  Con un volumen más bajo que el año pasado a estas alturas, con menos  calidad pero poniendo más atención al descanso y al trabajo de fuerza, de momento los números salen. Por lo que a correr se  refiere,  creo que ya está puesta la base y ahora queda ir sembrando y regando. Como siempre la bici es la más olvidada, clima, oscuridad y trabajo no dan para grandes tiradas, pero sí para buenas sesiones sobre el rodillo que me están dando seguridad y buenas sensaciones en las pocas salidas sobre asfalto que he podido hacer. En la piscina una motivación y una constancia sin precedentes también me está haciendo rebajar tiempos. De momento el experimento funciona, veremos en primavera cuando llegue la hora de la verdad

Dos regalos. Uno que no custa una fortuna y vale mucho y otro que cae del cielo, pocas veces por aquí.


.


viernes, 8 de febrero de 2013

Primera parte. Mitja de Granollers

Con la Mitja de Granollers cierro la primera parte de la temporada. Entrenando un poco diferente, en parte buscando nuevos resultados, en parte por todos los condicionantes de este año en forma de caídas y lesiones. No tengo mucha, pero estoy echando mano de experiencia para cambiar algunas cosas.  De momento carreras como las del domingo, me confirman que no estoy mucho peor que otros años a estas alturas. Veremos si al final llego a donde pretendo. 




No recordaba esta media maratón tan dura como se me hizo el domingo. Pero me gusto el ambiente en las poblaciones por las que pasamos. Me gusto saber sufrir des de el primer km y aguantar el ritmo previsto a base de cabeza. Me gusto el frío (cosa rara) y me gusto ver a tanta gente encantada de meterse una buena paliza el fin de semana. Lo único que no me gusto, fue el constatar que cada vez hay mas corredores dispuestos a darte un empujón,  a saltarse una rotonda o a cerrarte en una curva, por como mucho ganar un segundo en su marca. No se si hay más que antes o que a mi me molestan más...igual me estoy haciendo viejo. 



El equipo va a tope este año. Por mucho que corra no los atrapo

miércoles, 2 de enero de 2013

"Els óssos"



Ya es tradición en en la STP (Secció Triatló Piri) acudir todos los años a esta travesía del primer día del año. Son sólo 500 m. pero no había ido nunca. Los que me conocen saben de mis serias dificultades por soportar el agua fría. Y en esta época, el agua del mar templada no está. Pero como la cabra siempre tira al monte, al final para ahí que fui. Acompañado de mi neopreno...por supuesto. Mis 500m. se quedaron en 300, toda una hazaña para mi masa corporal. Y  saboreé como néctar divino el chocolate caliente del final. 

Xavi "el Capi". Como no.. a pelo
Mención a parte mis compañeros que sí hicieron los 500m. Y algunos sin neopreno...No se si quitarme el sombreo o llevármelos todos a terapia. 

domingo, 30 de diciembre de 2012

Duatlón de Cabrils. (Al otro lado)



Bonita experiencia la de hoy ayudando en la organización del duatlón de Cabrils, ya un clásico de la temporada invernal por esta zona. Marcaje, montaje de box, controles de circuitos...y eso es lo que se ve el día de la carrera. Detrás, el trabajo de compañeros con los permisos, material, patrocinadores... La verdad una experiencia recomendable, sobre todo para aquellos que pasamos la mayor parte de las carreras en el lado del participante y que aveces,  quizás por desconocimiento, no valoramos en su justa medida el esfuerzo de los organizadores. Esfuerzo en muchas ocasiones voluntario y altruista. Al fin y al cabo sin participantes no hay carreras...y sin organizadores tampoco.






miércoles, 26 de diciembre de 2012

San Silvestre tempranera

A 26 de diciembre y ya tenemos la San Silvestre hecha. Este mes hubiera tocado correr la primera media de la temporada, pero como decimos por aquí "el mes calent está a l'aigüera". Vamos, que esta todo por hacer y habiendo hecho como tirada más larga un rodaje de una hora, no tengo ni cuerpo ni mente para más. Al fina he decidido correr la San Silvestre de Masnou, con todo lo que tengo para que me sirviera como test. Este año quiero experimentar con las tablas de ritmos de entrenamiento tipo Daniels o McMillan (ya ecribiré un post más adelante) y necesitaba una referencia. 
Al final he disfrutado de una buena carrera, buena compañía con un crono acorde a las circunstancias y constatando una vez más que se pasa muy bien con un número en el pecho.


domingo, 23 de diciembre de 2012

¿Pretemporada?



Las fotos parecen indicar un otoño repleto de kilómetros pero nada más lejos de la realidad. Una caída  un resfriado, una lesión mal curada y mucho trabajo me han impedido volver a los entrenos de una forma regular y con a penas nada de volumen. Me planto en Enero casi casi en blanco, sin haber hecho pretemporada, cunado debería ya tener una buena base y con la obligación de meter más piezas en el puzzle. La ventaja es que la renovación mental ha sido total y las ganas y la motivación están al 100%. Llega la hora de echar mano de experiencia y aprovechar esa motivación para recuperar en lo posible el tiempo perdido. Como siempre, buscando el precio justo...pero sin pasarse.

miércoles, 3 de octubre de 2012

A mal tiempo buena cara

Y no me refiero al meteorológico que nos tubo en vilo hasta el domingo. Me refiero al tiempo en el que paré el crono al terminar el Challeng Calella que no fue el esperado. Pero a pesar de ello la buena cara no me falto al cruzar la meta de mi tercera distancia IM.  Al final, mi natación habitual y una mejora en la bici no fueron suficientes. O quizás por eso, no se...Pero me pegue una buena castaña en la maratón. A partir del km 5 de la carrera a pie vi que no era mi día, que las piernas no iban y solo la cabeza me saco de allí más o menos indemne. 
Pero no se si fue por el conseguir superar un mal momento, o que al correr en casa conté con el apoyo de decenas de amigos y sobre todo de ver a  Laia y mis padres en cada vuelta lo que hicieron que este triatlón fuera especial. Y a pesar del sufrimiento y de ver que no cumplía mis aspiraciones lo disfrutara en cada metro. Me di cuenta que hay vida más allá del cronometro. Aunque no quita que saque conclusiones y espero aprender de ellas.
Fue un día para recordar, con una N-II plagada de amigos. No tengo palabras para describir lo que sentí al ver a los compañeros de club animando en la arena y en el asfalto. Demostrando que el ST Piri sí que es más que un club, es una familia. Perdón por el taco pero ellos saben porque: Gracies Fills de Puta!. Mención a parte se merece Xavi Barroso. Mi compañero de entrenos, mi tertuliano de lujo en las tiradas largas, mi amigo. Y el día que se ponga, un triatleta en todos los sentidos. Gràcies Xavi, anava a dir que t'en dec una, però no es veritat, t'en dec unes quantes. 
Y punto y a parte para la familia. Por fin mis padres puedieron verme en una de estas. Animándome en cada vuelta y celebrando el finisher. Perdonarme por haceros sufrir pero ya visteis no estamos tan locos ¿No? Una de las mejores cosas veros allí, gracias por el esfuerzo. Un petonet. 
Y  Laia, sin la que no habría nada de esto y no por mucho repetirlo es menos verdad. Me aguanta todo el año y no solo como triatleta, disfruta con mis éxitos y sufre con mis penas y por si fuera poco hace su propio ironman des de que me levanto hasta que nos acostamos. No hay barrera humana que le impida estar en primera fila gritándome al salir dela agua, en las transiciones, en la maratón...Ver su cara de felicidad es una inyección de motivación en todo momento...T'estimo

Gràcies per la foto Xavi..Veus, una altre.

Y aquí termina otra temporada, mi cuarta en el triatlon, pasan muy rápido. Pero las ganas y la ilusión siguen ahí. Ahora a dejar caer las hojas de los árboles unos días, cargar pilas y  regresar mas viejo y ojalá que un poquito más sabio.  


jueves, 16 de agosto de 2012

Correr y calor

Ya estaba avisado, preparar un IM para finales de temporada tiene dos inconvenientes importantes. Uno, la mayoría de gente está de vacaciones y si buscas grupo para entrenar lo tienes difícil. El otro, el calor. El primer lo solución con algunos buenos amigos que se apiadan de mi y me acompañan en las tiradas largas de bici, las más difíciles de hacer solo. El resto de netrenos los llevo bien en solitario, incluso muchas veces lo prefiero, Pero el calor es otro tema. Para nadar evidentemente no influye mucho y no me preocupa en bici, pero correr es otra cosa.
Uno pasa la primavera haciendo unos tiempos que considera decentes y de repente un día sales a correr y no hay manera, no funcionas. Empiezas a darles vueltas. Que si te has pasado de rosca, que si esa sobrecarga te fastidia el gesto, que sí esto, que si aquello. Pero el bosque no te deja ver el árbol de la temperatura y la humedad, este otro factor determinante. Un servidor entrena la carrera a pie al lado del mar y ahí hablamos de temperatura de hasta 30 ºC y humedad superiores al 80% como norma en estos días. Y claro o buscas horarios intempestivos o eso acaba con cualquiera. ¿Pero hasta que punto?
La respuesta la he encontrado el la revista Finisher del mes de agosto, donde en un articulo de Eduardo No en que cita a diferentes autores, concluye que la temperatura idónea para correr fondo esta entre los 12-13º. A partir de aquí empieza el drama. Con cada 4º más de temperatura podemos contar 1 minuto más a nuestras marca de 10.000 en frío. Otros autores hablan de un segundo más por cada grado a partir de 12 o empeoramientos de marcas del 0,60-0,65% por cada grado superiores a 16.  En plata, si en invierno estaba haciendo series de 1000 a 4:00  podríamos estar hablando que ahora no estarían más allá de 4:18 y eso sin tener encuentra el factor  humedad o la posible deshidratación. 
E fin, os recomiendo el articulo donde también se habla de la influencia del peso corporal en las marcas. (Revista Finisher, nº 140, Agosto 2012).

Por lo demás, la cosa marcha. Se notan las vacaciones y sobre todo el poder entrenar descansando y comiendo bien. Muy motivado y con gans de machacar...pero con cabeza.

domingo, 17 de junio de 2012

Tocando fondo y esprint de Mataró

No me quejo, con la que esta cayendo ni puedo, ni debo, ni de verdad lo hago. Estas semanas el  trabjo me ha absorbido totalemte.  Después de Banyoles no ha habido manera de encadenar dos semanas decentes de entrenos y como siempre en estos casos, la moral se resiente. Salir de casa con la única intención de mantener algo la forma sabiendo que no habrá continuidad se me ha hecho muy cuesta arriba. Espero haber tocado fondo ya y que ahora todo sea remontar. Si todo va bien a partir de la próxima semana las aguas deberían volver a su cauce y podré encarar, la ahora corta recta hacia Calella. Por suerte de motivación no voy falto. Y nada mejor que un triatlón sprint como el de Mataró para mantenerla, volver a sentimre triatleta y acordarme de por que hago esto. Disfruté como un niño, saludé a un montón de amigos y recordé por que estoy metido en todo este lio: qué bien me lo paso!


Eva gràcies per la foto

miércoles, 2 de mayo de 2012

Triatlón B de Banyoles ¿Decepción?

El domingo pasado corrí el Triatlón B de Banyoles. Distancia de 1500m de natación, 80 hipotéticos de bici que están sobre los 72 reales y 20km de carrera a pie.  Esta es mi crónica y de regalo dejo mis globeras reflexiones. 


La natación fue la crónica de un desastre anunciado. Mi capacidad para soportar temperaturas bajas en el agua es nula. Así que cuando el día antes, la organización  anunció que se recortaba la natación a 1500m por que el agua estaba por debajo de los 14ºC, ya ví que la cosa sería dura. El primer impacto no fue malo, incluso en los primeros metros me pareció que no iba a ser para tanto. Pero a partir de los primero 500 fue horrible. El frío me paralizo, hasta el punto que casi no podía ni hacer batido de piernas. Ni orientación, ni técnica, ni nada. Puera supervivencia y lucha mental. Tras el peor sector de natación de mi vida, salí del agua pensando que lo peor ya estaba...craso error. La transición fuer otro esperpento. Casi no podía ni quitarme el neopreno y tuve que desistir en ponerme unos manguitos, ante la incapacidad de coordinar las manos. Los primeros 25km de bici fueron un seguido de tiritonas , castañear de dientes y máxima concentración en no soltar el manillar (como me recordó al frío de Regensburg bajo la lluvia, sólo que peor). Por suerte hacia un día fantástico y poco a poco entré en calor. Hice las dos vueltas al circuito con buenas sensaciones. Cogía gente todo el rato y me animé. No llevaba cuanta kilómetros y si en la T2 me hubieran preguntado como iba, hubiera dicho que rápido. La segunda transición fue bien. Con tacto en los dedo todo es más fácil. Salí a correr y me pegue a otro participante que ya iba en su segunda vuelta. Me ayudo a coger ritmo. Un ritmo por debajo de 4:30 que mantuve hasta el final, luchando pero sin desfallecer. 

Por la tarde en casa vi la clasificación. Y bueno, no voy ha engañar a nadie, soy un triatleta del montón, montón. Pero es que esta vez me he visto muy a tras. La natación fue mala, pero de haber la hecho bien no hubiera mejorado mas de 5`. La carrera creo que la hice bien, dentro de mis posibilidades. Pero la malo, malo, fue la bici. Totalmente descompensada con mis ritmos de carrera a pie. Y lo peor de todos es que la hice pensado que iba fuerte. 
Valorándolo todo en su justa medida, tampoco creo que le pueda pedir peras al olmo. De ahí lo de "¿Decepción?" entre interrogantes. Me hubiera gustado estar mas arriba en la clasificación, de hecho suelo estarlo. Pero creo que el mal inicio del sector de bici, me hizo perder la concentración y no centrarme en los ritmos que tenia previstos. A todo esto le tengo que sumar que de bici a parte de volumen este año nada de nada. Cero de calidad

Gracias a Trienjoy por las fotos

En conclusión. Me sigue faltando mentalidad de sufrimiento  y fuerza mental para imponerme a los imprevistos (en este caso el agua helada). Mi parte conservadora se impone demasiado sobre las dos ruedas. Para decirlo claramente: me entre el "canguelo" y empiezo a funcionar muy pronto en modo ahorro. Y me faltan trillones de pedaladas para conseguir un nivel de bici acorde al que tengo en la carrera a pie. Vamos que soy malo de cojones pero que algo se puede mejorar. Seguiré intentándolo. 

Por cierto, me encantó este triatlón. Los circuitos, la organización, el precio,...Si el año que viene me calientan un poco el agua vuelvo. En serio, un buen triatlon de media distancia.

domingo, 15 de abril de 2012

Oliendo los primeros triatlones

El tiempo es el más rápido de todos. Sin darme cuenta estoy ya a dos semanas del primer triatlón de la temporada. Este año con inusuales ganas en mi de ponerme un dorsal pero con los habituales miedos e incertidumbres. No se si a los que tienen muchos años de experiencia se les pasa. Pero a mi, siempre me ataca ese gusanillo de intranquilidad, por no llamarlo nervios, a medida que se acercan las competiciones.
Estos días aprovechando las vacaciones he podido meter buenos entrenos. Sobre todo los he podido disfrutar mucho. Que maravilla eso de ir a la piscina más tarde de las 8 y luego desayunar sin tener que salir escopeteado hacia el trabajo...todo un lujo. Se nota muchísimo el poder llegar al siguiente entreno totalmente recuperado.

Diez días sin parar.

Lo malo ha sido un pequeño resfriado que he cogido con lo que esta semana he tenido que ir con un poco de precaución. Resfriado que sin duda me llevé para a casa en un intento de natación fallida en el mar a causa de las bajas temperaturas. Hice a penas 500m y salí tiritando, sin casi poder hablar. Visto lo visto, me descolgué de la travesía a nado prevista para este sábado. Esta claro que mi masa corporal no me protege mucho en las aguas frías a pesar del neopreno...a ver como está el agua del Lago de Banyoles.

lunes, 26 de marzo de 2012

Toca descansar

Cuando llevas tres semanas mediando 14 horas de entreno y de 21 días has entrenado 19 toca descansar. O al menos eso me pide el cuerpo. La verdad, es que por temporadas que acumulo no deja de sorprenderme la capacidad que tiene el cuerpo para asimilar cargas y la capacidad de la mente para relativizarlo todo. Lo que hace unos años eran picos de horas entrenadas, ahora suceden uno tras otro sin ningún agobio y las tiradas largas de antes ahora casi saben a poco.
Tras el descanso post-medias maratones, en estas tres últimas semanas he intentado mantener el nivel a pie y aumentar un poco el volumen de bici . Por desgracia la carretera solo la puedo tocar el fin de semana y un con un par de sesiones de rodillo intersemanales intento mantenerme. Hemos empezado ya las transiciones, un entreno que me encanta, en el que me siento triatleta y donde este año estoy teniendo muy buenas sensaciones corriendo. Y en la piscina sigo intentando mejorar aunque sea unas milésimas, un disciplina que cada vez me gusta más pero que pienso exige muchísimo, tanto que aveces puede parecer hasta desagradecida.
Para poder seguir este ritmo ahora toca descanso. Al menos quiero bajar el pistón 5 día para luego retomar un microciclo fuerte que coincidirá con las vacaciones de Semana Santa. Si todo va bien esa semana promete, con simulacros de tri y muchas actividades organizadas por el club. Este año los Piri quieren dar guerra y hay que prepararse. Los objetivos más cercanos ya están en el punto de mira. La travesía de Premià-Masnou de 4000m que me tomaré como un buen entreno de calidad y un test en aguas abiertas y el triatlón B de Banyoles, uno de las citas importantes del año y que nos pondrá a cada uno es su sitio.

El otro sábado me dio por ponerme a hacer cocinillas y me lié con estas barritas energéticas de andar por casa. A mi me han gustado y a Xavi, mi compañero de salidas ciclistas las ha bautizado como las "Ferranbar" y me ha pedido la versión con chocolate que espero tener lista próximamente.