miércoles, 22 de mayo de 2013

Half Challeng Calella. Tras la barrera

He corrido bastante triatlones, de todas las distancias y siempre es emocionante cruzar una meta. Ya sea en un sprint o en un Ironman siempre sientes cosas. Aveces dificiles de explicar: alegría, alivio, satisfacción, decepción...Pero lo que viví el domingo en Calella me dejo alucinado. Era la primera vez que estaba en el otro lado de la finihs line. Animando a conocidos y desconocidos, pude sentir como la emoción de los finisher, sus amigos y familiares me invadía por todas partes. Un espectáculo que ríete tú de la final de un Mundial de fútbol. Centenares de deportistas anónimos persiguiendo un sueño...y lográndolo. No hay inyección más grande de adrenalina y motivación que esta.

La guinda fue ver como mi compañero de entrenos Xavi Barroso, debutaba en la media distancia y a pesar de sus problemas de rodilla que el impidieron rendir como el quería en el ultimo sector, se marco un half por debaj de las 6 horas. Y estoy seguro que se quedaba enganchado definitivamente a este mundo.


1 comentario:

Anónimo dijo...

Moltes gracies Ferran l'any que ve tots dos a la half, saps que em va fer molta il-lusió que vinguesis.
Nolta sort a Niza es l'unic que et pot falta perque els deures els portes fets.