miércoles, 1 de mayo de 2013

No se pude pedir más

Madrugar un festivo, nadar en el mar mientras ves el espectáculo de la salida del Sol, dejar que tu cuerpo se adapte al agua fría.... y ademas tener buenas sensaciones. No se pude pedir más
Entreno corto pero importante de cara al Extreman del domingo. El miedo a el agua fría ya llevaba varios días rondándome por la cabeza. Así que cunado  me propusieron darnos un baño esta mañana,  no me lo pensé. Antes de llevarme el susto en competición prefería llevármelo hoy. Al final el susto no ha sido tal. Tras la adaptación inicial al  frío, he podido nadar 1200m. con muy buenas sensaciones. Sin ese frió paralizante que he tenido otras veces. Igual el agua del mar no estaba tan fría o igual el nuevo neopreno hace mejor su función o igual me estoy haciendo un poco más duro. Lo que sea ha sido bueno y la moral esta por todo lo alto de cara al primer tri de la temporada... Que empiece la fiesta!

Gracias a Oscar y Carles por la compañia y la foto.