domingo, 27 de marzo de 2011

Y no me he quemado.


Esta mañana todo ha ido bien. Hasta la lluvia ha decidido irse diez minutos antes de iniciar la media maratón de Montornés. A pesar de la buenas sensaciones que ya he notado en el calentamiento, me he ajustado al plan de carrera que tenía previsto. Un plan que al final se ha visto que era demasiado conservador, pero a toro pasado... La cosa no está tan mal como esperaba y aun que sólo he mejorado por dos "pírricos" segundos mi marca en la distancia, me he dado cuenta que estoy para bajarla bastante más y por tanto en un estado de forma más que aceptable a estas alturas. Con los primeros meses del año que he llevado, esto me llena de motivación para lo que viene a partir de ahora. Inicio la segunda parte de la temporada ya con los primeros triatlones a la vista, sin un calendario muy definido, como siempre, pero con un objetivo claro. Bien, con dos, llegar a Regensburg lo mejor posible y darlo todo por el camino...como siempre.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Lo de conservador te viene ´de lejos, pero bueno, no te ha ido mal del todo.
Supporter.

Ferran Vila dijo...

Al menos veo que de correr estoy como el año pasado a estas alturas. Y este año tengo buen sitio para hacer una buena puesta a punto de bici, je,je. Un beso