martes, 2 de agosto de 2011

Días duros

Sí, de lo más duro del año. Una temporada larga, una contractura en el basto externo y este bajón de actividad de los días de regeneración, están convirtiendo estos últimos días en un auténtico suplicio. Si a las mil dudas habituales ante un reto importante, le sumamos lo mal que se me da gestionar el estrés de los viajes, ya tengo un cóctel nervioso que no se por donde cogerlo. Pero otro lado tengo la seguridad de que cuando lleguemos a Regensburg y tengamos todo en su sitio, esto se pasa y empieza lo bueno. Hasta aquí he llegado, con la seguridad de haber hecho todo lo posible y con el miedo de siempre de no saber si será suficiente. Y como siempre también, aterrado ante el reto pero loco de ganas de enfrentarme a él. Qué llegue ya!

Como siempre se puede seguir los tiempos de paso en:
Mi dorsal el 2183

2 comentarios:

jag75 dijo...

a per totesssss!
ja et seguiré :). tot això q expliques és normal i tb la solució (un cop allà) que necessites:q es doni la sortida!
disfruta molt i com vaig llegir un cop... és un dia on faràs el q t'agrada i et donaran de mnjar i beure i ningú et demana q siguis a 'tal' hora a caseta ;)


que surti el rsultat de l'esforç i que com he dit, gaudeixis molt del abans, durant i sobretot el després d'un repte així.

Ferran Vila dijo...

Gràcies Jordi. De veritat que t'he fet cas i ara estic a casa i encara disfruto. Una abraçada.