domingo, 22 de febrero de 2009

"Mira hacia delante"

El otro día volvía a casa tras un entreno de bici cuando oí este grito, "mira hacia delante!". Me giré y pude ver a un tipo que corría detrás de un niño que daba sus primeras pedaladas sobre dos ruedas. Me hizo recordar el día en que le quitaron la ruedecitas a mi querida BH de paseo. En la acera, a la puerta de casa, dí mis primeros golpes de pedal en equilibro. Puedo recordar aun la emoción los nervios y esa sensación de libertad que noté al sostenerme sobre las dos ruedas de mi querida BH. Detrás mio tembién iba un tipo corriendo, animándome, enseñándome. Ese tipo cumple hoy años así que: "FELICIDADES PAPÁ".


Por lo que hace a los entrenos de esta semana otras 11 horitas a la saca. Quería haber hecho algo más de volumen pero no ha habido tiempo para más aun que si que ha sido una semana donde he subido un peldaño la intensidad. En la piscina muy lento, pero cada día mejor de sensaciones y a igual metros menos cansancio, vamos que no gano velocidad pero creo que si consigo ser un poquito más eficaz. En la carrera a pie los primemos cambios de ritmo, que ganas tenía, igual que en la bici que entre el fartlek de ayer y las 3 horas de hoy he acabado con las patas para el arrastre. Seguimos.

domingo, 15 de febrero de 2009

Taper

Fin de semana de desconexión de todo, 2 días en el Hostal de Eller, son el mejor "taper" del mundo. Ayer excelente jornada de esquí y celebración del cumple de Laia. Le han caído 29, de los cuales lleva cinco aguantándome. Cinco años aguantando mis entrenos, mis "frikadas", cinco años aguantando mis horarios intempestivos, mis neuras, mis malos humores, estando siempre ahí con una sonrisa en todo momento y con alguna reprimenda que me gano a pulso...en fin que puedo decir: "felicitats Laia i moltes gràcis per aquest cinc anys tant feliços".
El resto de la semana ha tenido poca historia, un par de días de carrera a pie y un par de sesiones de natación en los que han sido siete días de recuperación de cara a lo que se avecina. Creo que he acertado con el relax de esta semana, me siento descansado y con muchas ganas de entrenar y la motivación a tope. Camino de Calella!

miércoles, 11 de febrero de 2009

11 h

Once horas de entreno, la semana que más horas he entrenado creo que de mi vida. Sigo machacando la técnica en el agua, con avances de carácter "nanométrico" pero avances al fin y al cabo. Rodajes y cuestas en la carrera a pie, esta semna espelndidos 15 km por mi querido paseo marítimo de Palma de Mallorca. Y una salida de mountainbike junto a una de carretera, donde intenté aguantar el ritmo asesino de los c.c. routier que sin despeinarse me colocaron en mi sitio en unos pocos kilómetros y me hicieron ver que sobre el asfalto me quedan muchas horas de "vuelo". La verdad es que voy asimilando muy bien el trabajo, sin sobrecargas y recuperando muy bien. La parte negativa es que cuanto más entreno más dificultad le veo al Half Challeng, aunque esto es algo intrínseco en mi, un "cangelo" casi genético que más aflora cuanto más se acerca la fecha del reto.

domingo, 1 de febrero de 2009

Esquivando el rodillo

Esta semana ha sido corta por lo que a entrenos se refiere. Tres días en Madrid con reuniones des de las 8:30 hasta las 7 de la tarde y sus respectivas comidas y cenas me han dejado sin entrenar nada hasta el jueves. Así que esta semana no mucha cantidad pero un poquito de todo. Como el invierno que no le falta de nada, nieve, viento y ahora lluvia. Ayer me empapé con la mountain y hoy con la flaca. No he podido hacer todos los quilómetros que tenia previstos pero al menos le he dado esquinazo al rodillo maldito. Si nada se tuerce la próxima semana meteré volúmenes importantes, siguiendo "bajito" de pulsaciones, luego un semana de asimilación o de "taper" que queda más pró y a la siguiente caña. Espero llegar minamente en condiciones al 15 de marzo. Para ese día ya tengo la inscripción a la media maratón de Calella. Bueno, la media marató de Cosat Barcelona-Maresme, ahora por aquí todo es Costa Barcelona-Maresme.


A ver como se da, la verdad es que tengo muchas incógnitas
por esto de afrontar una media con volúmenes tan bajos de carrera a pie a costa de repartirlos con la piscina y la bici.