jueves, 13 de septiembre de 2007

Material

Recuerdo mis inicios en esto del mountainbike, allá por el año 92 (que gran año y cuanto tiempo), cuando en las tiendas había apenas 3 modelos de casco para ciclismo. El Shoie que llamábamos de "calimero" porque era muy cerrado, el Etto y el Bell Image que llevaba el ídolo de la ,en aquella época, pequeña comunidad biker, Jon Tomac. Si querías protegerte el melón lo único que tenias que hacer era ahorrar un poco de pasta y decidirte por uno de los tres. Todos eran un poco de espuma inyectada con una calota de plástico pegada y poco más, pero cumplian su función. Con los años la oferta se fue ampliando, llegaron otras marcas, otras tecnologías y lo mismo sucedió con todo el material que rodea nuestra actividad deportiva. Hasta que ahora para comprarte unos miseros calcetines necesitas un master en fibras sintéticas para decidirte por uno. Sí, ya se que las bicis de hoy frenan más, absorven mejor, pesan menos, la ropa no se moja, las zapatillas protegen nuestra articulaciones, etc. Pero llega el día que tienes que cambiar las zapatillas llegas a la tienda y empiezas a mirar modelos y el vendedor te empieza a bombardear con términos como "air", "duomax", "wave" y mil términos más a cual más raro. Para colmo las zapatillas que has llevado siempre ya no se fabrican y tienes que buscar un modelo nuevo entre la gran vorágine de la oferta y acabas más perdido que Pocholo en una biblioteca . Recuerdo aquel monólogo sobre la guerra de Gila (vaya hoy parezco el abuelo cebolleta) donde hablaba del submarino y decía "de color bien, pero no flota" y no se si al final nos va a pasar algo parecido. Te compras las super zapatillas con unos colores "iperfaishon" una tecnología digna de la NASA pero luego flotan?...digo, ¿funciona?. ¿Son lo que necesitabas?. Esto me paso el otro día cuando iba a compara unas nuevas zapatillas de montaña, ante lo apabullado que estaba frente a un montón de cajas abiertas y sendos pares de zapatillas esparcidos por la tienda, dentro de los 2 o 3 modelos que me iban mejor me decidí por las más horteras, por que algún criterio de selección tenía que aplicar. ¿No?. Al menos mi mujer me podrá reconocer rápidamente en las carreras echándome un vistazo a los pies. Y eso tendré que seguir estudiando para no perderme en le bosque de la super tecnología que sin lugar a dudas cada vez va a ser más grande.



Brooks Cascadia. De color bien pero...¿flotaran?




2 comentarios:

karli dijo...

Quina raó tens nen, amb lo fàcil que era fot uns anys, entrabas a la tenda y el que t'entraba per la vista era el que et quedabes, ara has de tenir un master en productes esportius sino vas peix..
Fot-li canya a les Brooks, molen per els detallets del color taronja jejejejeje...

Ferran Vila dijo...

Ja,ja...no havia caigut en lo del taronja...Si noi un master, casi m'agafa un "yuyu" intentant escollir "bambes". Ja tremolo el día que compri la bici.