jueves, 16 de agosto de 2012

Correr y calor

Ya estaba avisado, preparar un IM para finales de temporada tiene dos inconvenientes importantes. Uno, la mayoría de gente está de vacaciones y si buscas grupo para entrenar lo tienes difícil. El otro, el calor. El primer lo solución con algunos buenos amigos que se apiadan de mi y me acompañan en las tiradas largas de bici, las más difíciles de hacer solo. El resto de netrenos los llevo bien en solitario, incluso muchas veces lo prefiero, Pero el calor es otro tema. Para nadar evidentemente no influye mucho y no me preocupa en bici, pero correr es otra cosa.
Uno pasa la primavera haciendo unos tiempos que considera decentes y de repente un día sales a correr y no hay manera, no funcionas. Empiezas a darles vueltas. Que si te has pasado de rosca, que si esa sobrecarga te fastidia el gesto, que sí esto, que si aquello. Pero el bosque no te deja ver el árbol de la temperatura y la humedad, este otro factor determinante. Un servidor entrena la carrera a pie al lado del mar y ahí hablamos de temperatura de hasta 30 ºC y humedad superiores al 80% como norma en estos días. Y claro o buscas horarios intempestivos o eso acaba con cualquiera. ¿Pero hasta que punto?
La respuesta la he encontrado el la revista Finisher del mes de agosto, donde en un articulo de Eduardo No en que cita a diferentes autores, concluye que la temperatura idónea para correr fondo esta entre los 12-13º. A partir de aquí empieza el drama. Con cada 4º más de temperatura podemos contar 1 minuto más a nuestras marca de 10.000 en frío. Otros autores hablan de un segundo más por cada grado a partir de 12 o empeoramientos de marcas del 0,60-0,65% por cada grado superiores a 16.  En plata, si en invierno estaba haciendo series de 1000 a 4:00  podríamos estar hablando que ahora no estarían más allá de 4:18 y eso sin tener encuentra el factor  humedad o la posible deshidratación. 
E fin, os recomiendo el articulo donde también se habla de la influencia del peso corporal en las marcas. (Revista Finisher, nº 140, Agosto 2012).

Por lo demás, la cosa marcha. Se notan las vacaciones y sobre todo el poder entrenar descansando y comiendo bien. Muy motivado y con gans de machacar...pero con cabeza.