domingo, 27 de septiembre de 2009

Pues no se acabó

Al final se han ampliado las plazas para Vilanova y ya estoy inscrito (Sandra , muchas gracias por el "chivatazo) ". Podré terminar la temporada como quería y sobre todo podré volver a competir en triatlón, no lo hago des de antes de las vacaciones y tengo "mono". Llegaré "petadillo" pero con ganas de pasarlo bien. Nos vemos en Vilanova.


Ah! alguno lo veré este domingo en Calella, ya sabéis: disfrutad...sufrid...y sed FINISHERS!!!, mucha suerte a todos los futuros Ironman.



Ni Tossa ni Vilanova, se acabó la temporada.

Lo primero quería enviar des de aquí mi más sentido pésame a la familia y amigos de Xavi Novell que perdió la vida en un accidente de tráfico mientras practicaba su gran pasión, el ciclismo. Descanse en paz.

Esto se acaba. A Tossa no puede ir por la gripe que me calcé y para Vilanova me he quedado sin plaza por despiste. Así que ya no habrá triatlones hasta el año que viene. De esta manera lo único que me queda es seguir entrenando con más o menos motivación al menos hasta mediados de octubre cuando tenia previsto terminar la temporada y coger un par de semanas de descanso total. A ver si por el camino me animo a correr algún diez mil ni que sea para mantener el motor en marcha.

jueves, 17 de septiembre de 2009

"Mecachis!!!!!"

Por no decir "mecagoenla.....!". Se fastidió Tossa. Me he pasado 3 días en casa hundido en la miseria, rodeado de clinex, mocos y todo tipo de brebajes (viva la industria farmacéutica).
En fin, según el médico un "proceso vírico" me deja en casa sin poder debutar en distancia olímpica. Este tri me hacia mucha ilusión por la distancia y el circuito de bici del que me habían hablado muy bien. Deberá esperar a 2010. Ahora a recuperarme del todo y seguramente a seguir entrenando para el esprint de Vilanova, donde espero cerrar esta primera temporada como triatleta.

jueves, 10 de septiembre de 2009

Buenos propósitos

La vuelta de las vacaciones representa el inicio de un nuevo curso, de alguna manera es como el inicio de una nueva temporada, un "nuevo" año aunque el dígito no cambie en el calendario. Supongo que por eso mucha gente se hace nuevos propósitos como cuando nos comemos las uvas el último día de diciembre. Buenos propósitos, como dejar de fumar, hacer dieta, aprender un idioma... Muchos de estas intenciones se desvanecerán con el tiempo. Otros, menos, se mantendrán firmes en su idea. Comento esto por que estos días en el paseo marítimo donde suelo entrenar la carrera a pie, hay una especie de invasión de nuevos runners. Zapatillas de tenis, ritmos demasiado optimistas, algún que otros chubasquero a 30 grados por lo "bueno" de sudar, se ven con mucha más frecuencia. Sin duda muchos se han propuesto empezar a correr, "de hoy no pasa" se han dicho como yo me dije hace ya demasiados años. Espero que muchos de estos runner principiantes se den cuenta de todo lo que aporta el deporte, que aprendan a correr, a sufrir, que se den cuenta que corriendo el mundo cambia, se hace más sencillo, más comprensible que uno mismo se hace más sencillo, mas comprensible. Y que este invierno cuando el frio, la noche y la soledad tomen el paseo marítimo seamos unos cuantos más los que nos crucemos gastando zapatilla.