domingo, 27 de enero de 2008

Semana en el Caribe

Semana intensa pero de muy poco entreno. Por estas fechas mi empresa siempre monta un viaje que sirve como cierre del año y preparación del siguiente, ya sabéis, todo esto de fomentar la cohesión de grupo, la sinergia... La verdad es que solemos pasárnoslo muy bien. A pesar de todo a mi los viajes suelen sentarme mal, pero este, de casi 10 horas de vuelo, me dejo más descolocado que Pocholo en una biblioteca. Para postres la sequedad del ambiente en el avión, me ha producido una faringitis que todavía me dura. El domingo llegamos a Cancún y nos alojamos en el resort Barceló Maya Beach. Llegamos tarde, así que tuvimos el tiempo justo para cenar, tomarnos el primer tequila y a dormir. El lunes reunión cierre del año, no más de una hora, para disimular. Inspección del resort, esto es como un pueblo, hay bares, restaurantes, varias piscinas, tiendas. Por la tarde visita al gimnasio, está muy bien equipado.
.
Corriendo en el gimnasio "choza"
.
Me casco una hora de cinta, menudo aburrimiento, y una sesión completa de pesas, no está mal. El martes nada de entreno, hacemos una excursión “full equip”, visita en bici a la ciudad maya de Cobá, baño en un cenote, al que accedemos con cayaks y comida en un una comunidad maya, con tirolina y descenso en rapel a otro cenote. Llego al hotel a las 8 y estoy reventado, a dormir sin cenar.
.
Mi máquina par visitar Cobaá. Pedazo de single speed.
.
Miércoles, motos de agua, divertidísimas. Y un tiradita de natación en la playa, apenas hay olas, pero me doy cuenta que nadar en mar abierto no es lo mismo que en la piscina, mantener una buena técnica de respiración es mucho más complicado y la orientación no es nada fácil, que duro será esto del triatlón. Por la tarde visita y compras en Playa del Carmen.
.
Supersardineta en el Caribe
.
Jueves, snorkeling, vemos tortugas marinas, bancos de peces, rayas, barracudas, calamares y todo a tocar de la mano, un flipe. Por la tarde otra hora de cinta con cambios de ritmo, puuuffff!, y otra sesión de pesas, menos da una piedra. Viernes, mañana de “panching” y regreso a Barcelona. Hoy estoy que no estoy, no se si es sábado o domingo, si són las 10 de la mañana o las 5 de la trde, he dormido casi 12 horas y aun me dura el resfriado. Mejor será ir poniéndome las pilas queda un mes pelado para el día M (de maratón) y el domingo que viene probaremos fuerzas en la media de Granollers, así que hoy prefiero acabar de recuperarme y mañana vuelta a la carga.

lunes, 21 de enero de 2008

Cancún

Pues sí, estoy en Cancún. La verdad es que no había comentado nada, por que el viaje es con la empresa y me daba un poco de pereza, yo no soy muy de playa y encima me partía por la mitad los entreno para BCN.
Os cuento rápido que aquí me clavan 3 euros por cada 15 minutos de conexión. Estamos en Cacún, Méjico, en el estado de Quintana Roo, os suena ¿no? El viaje es de los clásicos que hago yo, llevamos 24 horas en pleno Caribe y no ha parado de llover y para rematar, en el vuelo pille una faringitis esplendida. Eso sí la temperatura es ideal ni frío ni calor, sandalias y todo de corto. Estamos en un complejo hotelero típico de la zona, bungalows clónicos, un montón de "yanquis" que comen dos veces su peso para desayunar y tres para comer y un montón de bares donde corre el tequila y la caipiriña. Todos llevamos una pulserita idéntica en la muñeca, que a mí me recuerda a la que te ponen cuando te ingresan en un hospital, y sirve para acceder a todos los servicios del hotel.
Por suerte dentro de estos servicios hay un buen gimnasio que dentro de un rato voy ha catar. Como no hace muy buen tiempo y tampoco tengo el cuerpo para muchas historias, entre resfriados y jet lag, hoy haré media horita de cinta y una sesión de pesas, para al menos desengrasar un poco la maquinaria.
Por cierto, la playa es una pasada, arena blanca y un mar más quieto que la piscina de mi club en pleno entreno de waterpolo. Ya tengo planing para pasado mañana, despertador a las 7:00 y ha nadar 30' en pleno océano. Prometo foto para poner los dientes largos.

sábado, 19 de enero de 2008

Camino de Barcelona

Bien ya ha pasado una semana más y aquí os dejo el que ya es tradicional post para explicaros los entrenos de los últimos 7 días.
Después del parón de la semana pasada esta tenía muchas ganas de volver a correr. El lunes 60’ a ritmo vivo, con muy buenas sensaciones. El martes 60’ más y sesión de gimnasio. Cuando estaba acabando la sesión de running, apreto en un 2000 que tengo medido para ver como voy, paro el crono en 9:28, me quedo tan satisfecho como cargados quedan mis cuadriceps. Luego al gimnasio, acabo la rutina habitual y a descansar. El miércoles continúa el descanso. Jueves, día duro de la semana, 70’ de running, divididos en 25’ de calentamiento, 30’ fartlek y 15’ de vuelta a la calma. Me lo paso muy bien con los cambios de ritmo y voy dejando por el camino los malos pensamientos de la semana pasada. El viernes empiezo a notar la tralla acumulada y hago 30’ de calentamiento y al gimanasio. Todo marcha, pero las piernas empiezan a protestar, a ver como va mañana que toca la tirada larga.
Sábado 8:00 h, suena el despertador, intento engullir el mejunje habitual de cereales con yogurt y a entrenar. Karli y yo tenemos previsto rodar por encima de la hora y media. Hace un día esplendido, más propio de la primavera que de pleno invierno, corremos por el paseo marítimo junto al mar que hoy esta muy calmado. La primera media hora es de calentamiento, nos acompaña Laia, mi mujer. Sobre los 30 minutos nos deja y empezamos a avivar el ritmo. Cuando llevamos unas 50’ nos damos la vuelta y el ritmo vuelve a subir. Al final acabo muy cargado de rodillas con 1h: 40’ más de running para la saca, muy animando y con la sensación de que si no es por las rodillas hubiera podido acabar todavía más fuerte (según el Mestre Karli, los últimos kilómetros íbamos a 4:40). Esta tarde rematáré con una sesión suave de natación. En resumen una semana muy provechosa tanto física, como sobre todo mentalmente. Mucha motivación acumulada y mejoras evidentes en el rendimiento.
Bien, hasta aquí las buenas noticias, ahora viene las malas. Mañana cojo un vuelo a las 9:00 de la mañana y estaré fuera por trabajo hasta el sábado que viene. No puedo programar entrenos para esta semana y no se si podré correr durante estos días. Pero ya se sabe, si esto fuera fácil tampoco tendría mucha gracia, ¿no?
Ah!, sólo me queda deciros a donde voy, pero no lo haré que si no alguno hasta se cabrea. Sólo os puedo decir que donde voy hace más calorcito que por aquí y que cuando vuelva tendré jet-lag.

Cinta patelar o rotulian, que he utlizado toda la semna. Va muy bien

domingo, 13 de enero de 2008

Semana pasada por agua

No, no, no es que haya llovido mucho, aunque algo ha llovido, es que esta semana es la que he nadado más desde que tenía 10 años y he pasado más horas en el gimnasio que Ronaldinho. El lunes visita a la fisio, la rodilla no estaba del todo mal pero nada de correr hasta el sábado. Ante la posibilidad de que me diera un “yuyu” estando una semana parado, decidí pasar la semana en el gimnasio y nadando. He acumulado la ingente cantidad de 5000 m de natación, toda una proeza para un boquerón como yo, o al menos eso creía hasta que un cadete del equipo de waterpolo me dijo que se habían cascado 4000m en una sola sesión,…angelito.
Bueno, al menos he ocupado el tiempo libre con la piscina, pero no creo que en la maratón de BCN haya un charco lo suficierntemente grande como para echarse a nadar.
Por fin el sábado me pude calzar mis nuevas asic y a rodar. Una horita por el paseo marítimo con Karli que me acompañó con su mountain (hoy corre la media de Sitges). Me encontré muy bien, incluso apreté un poquito al final para ver como iba la rodilla y sin problemas. La hora se me pasó volando, mientras Karli me contaba anécdotas buenísimas de sus maratones.
Hoy domingo no he corrido por precaución y me he ido un rato más a la piscina, al final hasta me gustará. Mañana retorno a los entrenos habituales y que queréis que os diga, pero lo de BCN cada día lo veo más justo.

domingo, 6 de enero de 2008

Semana de Reyes

Esta semana como la anterior ha estado marcada por las fiestas navideñas, donde llevar un entreno ordenado es bastante difícil. El martes 60 minutos de carrera continua para empezar el año y el miércoles unas series muy buenas con Karli como liebre (8x3’ recuperando un 1’ entre series), acabando fuerte y muy motivado. A partir de aquí la semana se ha estropeado bastante, el tendón rotuliano me ha pegado un buen susto. Después de las series la rodilla se me quedó como la de pinocho, de madera. Visto lo visto, el viernes descanso y sólo le doy a 1400 m. de natación con mi estilo “inconfundible”. El sábado tocaba tirada larga y me levante muy bien de la rodilla, así que otra vez con Karli intentamos acumular un buen puñado de kilómetros en Carretera de les Aigües, pero la rodilla no estaba para florituras i solo pudimos rodar durante 80 minutos. Hoy la rodilla no se ha quejado, pero me da que si le exijo mucho volverá a gritar. Así que he descanso con algunos ejercicios de gimnasia en casa y muchos estiramientos. Para la semana que viene me he cargado la planificación y dedicaré tres o cuatro días a recuperar del todo la rodilla, si todo va bien espero poder volver al plan para Barcelona el jueves o el viernes a lo sumo el fin de semana. La media de Sitges deberá esperar para otro año. A pesar de la lesión sigo muy motivado aunque no puedo negar que empiezo a sentir un cierto vértigo por lo que me viene encima.

Ah! y han venido los reyes, como siempre han dejado algún cachivache deportivo y este año dos nuevos amigos muy simpáticos y por supuesto, pericos.

Epi y Blas

viernes, 4 de enero de 2008

No, aun no es el día de Reyes

Sí, sí, ya se que vienen los Reyes el domingo, pero esto siempre me lo compro yo. Las zapatillas actuales estaban pidiendo cambio y como quería tener un par bien rodado para la maratón de Barcelona, ayer aproveché que tenia que buscar regalos para comprarme unas nuevas. Desde hace más de tres años soy fiel a la misma marca y al mismo modelo Asics Gel Cumulus. Estas son la versión 9 y la verdad es que también me gustan mucho estéticamente. Un nuevo "autoregalo" siempre va bien para la motivación, sobro todo ahora que viene lo más duro de la preparación.


Gels cumulus 9. Espero cruzar con ellas la meta el 2 de Marzo.


Precisamente ahora estoy un poco fastidiado, se me ha cargado un poco el basto interno y el tendón rotuliano y llevo dos días con hielo, criogel y estiramientos. Mañana toca tirada larga y ya veremos como responde la rodilla. De todas formas no pienso arriesgar, un parón de unos días tampoco será una hecatombe, pero si me fastidio del todo sí que podría ser grabe. El mejor regalo de Reyes sería superar esta lesión. A ver si se portan.