lunes, 30 de julio de 2007

La esencia del deporte




Son las 4 de la tarde, 30 grados centígrados a la sombra, la modorra más absoluta me ataca a traición y el primer sueño de la siesta empieza a invadirme. Pero hay una cosa por la que aun hago un esfuerzo por no caer en el sueño más profundo: LE TOUR. Y es que uno pasó los veranos de la infancia viendo a Perico escalar los puertos del Pirineo y eso, es evidente que marca. Pero como un sueño de infancia ese ciclismo se ha desvanecido, el maldito doping nos lo ha arrebatado.
Aunque no se si nos empeñamos en buscar donde no hay. Queremos deportistas que encarnen la esencia del sacrificio, de la deportividad, de "lo importante es participar" y al tiempo buscamos el espectáculo de las marcas, mas rápido, más alto, más fuerte. Todo aderezado con el inevitable interés económico de nuestra sociedad y bla, bla, bla...A mi, sinceramente, me sigue encantando el Tour, con esos puertos inhumanos, esos demarrajes imposibles, me encanta el atletismo de élite con esos records cada año mas estratosféricos, pero cuando quiero ver la autentica cara del DEPORTE y repito DEPORTE (así puestecito con mayusculas), miro la parte más “popular” de las carreras, todos esos tipos que tiene un compromiso con ellos mismos que le quitan horas al reloj para entrenar y para que su pareja les siga reconociendo al llegar a casa a pesar del montón de horas que pasan fuera. Ahí veo el sacrificio, el "querer es poder", el compañerismo, la esencia de lo que llamamos deporte....eso sí, cuando quiero marcas me pongo un video de la Golden League

jueves, 19 de julio de 2007

Lesionado

De repente un día tu comportamiento cambia estas nervioso, preocupado, angustiado… ¿Se ha derrumbado tu casa o te han echado del trabajo? No, nada de esto ha sucedido, tu casa está en su sitio y tu jefe sigue siendo el mismo,... pero estas LESIONADO. Sí, esa es la palabra que cualquier deportista odia con toda su alma; lesión. La bici coge polvo, las zapatillas no se ensucian y sobre todo tu entrecejo cada día está más fruncido. Pero no hay mal que por bien no venga y como decía mi abuela: “con el tiempo todo pasa”. Y si no se puede entrenar o el entreno es más corto, puedes ir al cine, leer un libro, o colgar otro post en el blog. En definitiva trabajas menos las piernas y le das un poco más a la neurona. Pero cuidado que las neuronas van más rápido que la bici bajando un puerto. Y a los dos días de aburrimiento ya estas planeando unos éntrenos imposibles, para poder acabar aquella carrera que hasta ahora se presentaba inalcanzable cual belleza nórdica. A la recuperación de la lesión te ves metido en un berenjenal de tres pares de narices por ese compromiso que adquiriste con el mundo una tarde demasiado ociosa. Pero que le vamos hacer, por suerte soñar es gratis y ¿qué no es un deportista de fondo si no un soñador?

domingo, 8 de julio de 2007

Acumulando kilómetros

A esto de acumular kilómetros hace varios años que me dedico ya sea corriendo, pedaleando, subiendo o bajando montañas... ¿Por qué?. Esta es una pregunta difícil con respuesta fácil: ¿por qué sí?.Una vez me comentaron esta frase: "esto de correr (léase cualquier tipo de machaque deportivo) es como la religión, el que es creyente no necesita explicación y par el escéptico no hay explicación posible". Yo, que religiosamente tiro a escéptico, he salido deboto en esto del "sacrificio deportivo" y espero poder seguir con la vocación unos cuantos años más.


Los próximos retos?. A parte de levantarme cada día con una sonrisa sin pensar en la hipoteca, y como soñar es gratis, ahí a lo lejos me veo cruzando la meta de un Ironman o llegando a Chamonix tras terminar el Ultra Trail del Montblanc, pero por si esto es demasiado por el camino espero debutar en maratón y "cositas" por el estilo por eso de ir acumulando kilómetros mientras busco alguna manera de contestar a muchos que me preguntan el porque lo hago.